Anuncios
U.S. markets closed
  • S&P 500

    5,505.00
    -39.59 (-0.71%)
     
  • Dow Jones

    40,287.53
    -377.49 (-0.93%)
     
  • Nasdaq

    17,726.94
    -144.28 (-0.81%)
     
  • Russell 2000

    2,184.35
    -13.94 (-0.63%)
     
  • Petróleo

    80.25
    -2.57 (-3.10%)
     
  • Oro

    2,402.80
    -53.60 (-2.18%)
     
  • Plata

    29.41
    -0.82 (-2.71%)
     
  • dólar/euro

    1.0886
    -0.0014 (-0.13%)
     
  • Bono a 10 años

    4.2390
    +0.0500 (+1.19%)
     
  • dólar/libra

    1.2915
    -0.0032 (-0.25%)
     
  • yen/dólar

    157.4400
    +0.1390 (+0.09%)
     
  • Bitcoin USD

    67,092.03
    +369.71 (+0.55%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,390.74
    +59.84 (+4.50%)
     
  • FTSE 100

    8,155.72
    -49.17 (-0.60%)
     
  • Nikkei 225

    40,063.79
    -62.56 (-0.16%)
     

He montado mi propia Game Boy y el resultado es genial

El fenómeno de los videojuegos retro ha crecido muchísimo en los últimos años y conseguir una consola retro de años anteriores que esté en buen estado es cada vez más difícil. Un ejemplo claro es la Game Boy Color, cuyo precio en el mercado de segunda mano puede alcanzar los 100 dólares, incluso teniendo marcas de uso o fallos eléctricos. Ante esta situación, una alternativa que cada vez está teniendo más seguidores es la utilización de placas FPGA como las que ofrece FunnyPlaying.

¿Qué es una FPGA? ¿Cómo Funciona?

FunnyPlaying Game boy casera. Foto: Carlos Martínez
FunnyPlaying Game boy casera. Foto: Carlos Martínez (Carlos Martinez)

Las FPGAs son placas de circuitos integrados que replican el funcionamiento de la consola original a nivel de hardware, sin usar componentes ni códigos propietarios. Esto se logra a través de la ingeniería inversa del procesador de la consola original, pero además, las FPGAs incorporan mejoras tecnológicas modernas, como puertos USB-C para carga, que no estaban presentes en las consolas originales, por lo que además de rescatar la experiencia original, se mejora.

PUBLICIDAD

FunnyPlaying, una tienda asiática especializada en accesorios y modificaciones para consolas retro, ha desarrollado el FPGBC Kit. Este kit incluye una placa base, una batería de litio, una pantalla LCD y un altavoz. El usuario sólo necesita añadir una carcasa y botones, que pueden ser de la consola original (tendrás que hacer algunos ajustes) o de nuevas fabricaciones disponibles en diversos colores. El montaje es sencillo, requiriendo solo algunas herramientas básicas como un destornillador con punta Y de 3 puntos.

Estéticamente, las consolas montadas con el kit de FunnyPlaying son muy similares a las originales. Sin embargo, al encenderlas, se observa la ausencia del logotipo de Nintendo, reemplazado por el de FunnyPlaying. Además, incluyen un menú interno accesible a través del control de volumen, que permite ajustes de brillo, volumen y resolución, y la selección del núcleo de la consola (Game Boy Clásica o Game Boy Color).

La pantalla del kit es una notable mejora sobre la original, utilizando tecnología IPS para ofrecer una mayor resolución y calidad de imagen. Permite ajustes de resolución para aprovechar al máximo el tamaño de la pantalla, lo que representa una mejora significativa en la experiencia de juego.

El costo total de montar una Game Boy Color con el FPGBC Kit es de aproximadamente 87 dólares. Este precio es inferior al de una consola de segunda mano en buen estado y además ofrece ventajas como una pantalla LCD moderna, mejor calidad de sonido, batería recargable y un puerto USB-C.

FunnyPlaying Game boy casera. Foto: Carlos Martínez
FunnyPlaying Game boy casera. Foto: Carlos Martínez (Carlos Martinez)

Las placas FPGA son legales, ya que están diseñadas desde cero sin usar código fuente ni propiedad intelectual de las consolas originales. Mientras se utilicen cartuchos originales, no se infringe ninguna ley. Sin embargo, las carcasas compatibles pueden incluir logos y etiquetas que imitan a los originales, lo que puede ser considerado algo menos ético y que roce lo ilegal (especialmente si se comercializan en masa).

Una alternativa destacada es la Analogue Pocket, una consola de alta gama que ejecuta cartuchos de Game Boy y otras plataformas portátiles mediante adaptadores. Esta consola, de mayor calidad y resolución que el kit de FunnyPlaying, tiene un precio superior a los 300 euros y su disponibilidad es limitada debido a la alta demanda. En líneas generales la experiencia es la misma, aunque el acabado premium que ofrece es bastante sorprendente.

Montar una consola con el FPGBC Kit no es solo una solución económica, sino también una oportunidad para los entusiastas de los videojuegos de involucrarse más en su hobby. El proceso de montaje, aunque es simple, proporciona una satisfacción especial al crear algo con tus propias manos. Los pasos incluyen fijar la placa a la carcasa, conectar el altavoz y la pantalla, y ensamblar la batería y la tapa trasera. El único desafío real es conectar el cable plano de la pantalla, pero basta con un poco de paciencia para completarlo.

Una de las mejoras más significativas que ofrece el FPGBC Kit es la pantalla IPS. Las pantallas originales de Game Boy Color, aunque fueron revolucionarias en su época, no pueden competir con las pantallas modernas. La pantalla IPS del kit ofrece colores más vivos, mejor contraste y mayor ángulo de visión, transformando la experiencia de juego. Además, la posibilidad de ajustar la resolución y aplicar filtros de color te permitirá recrear la apariencia original de la consola si así lo deseas, o disfrutar de una imagen más moderna y nítida si optas por la opción sin filtros.

FunnyPlaying Game boy casera. Foto: Carlos Martínez
FunnyPlaying Game boy casera. Foto: Carlos Martínez (Carlos Martinez)

La comunidad DIY ha crecido en torno a la personalización de consolas retro, y el FPGBC Kit de FunnyPlaying es un testimonio de esta tendencia. Los usuarios no solo pueden restaurar su vieja Game Boy, sino que también pueden personalizarla a su gusto. Carcasas de diferentes colores, botones con diferentes texturas y otros accesorios permiten que cada consola sea única. Esta personalización también fomenta una comunidad activa y solidaria, donde los usuarios comparten sus experiencias y consejos en línea, facilitando el proceso para los nuevos entusiastas, y en definitiva ayudan a cuidar la herencia retro de muchas plataformas.

La preservación de la historia de los videojuegos es un aspecto importante del movimiento retro. Aunque el uso de FPGAs y carcasas compatibles puede suscitar algunas cuestiones éticas, especialmente en lo que respecta al uso de ROMs, estas prácticas también contribuyen a la conservación de tecnologías y experiencias de juego que de otro modo podrían perderse. Siempre y cuando se respeten los derechos de propiedad intelectual y se utilicen cartuchos originales, el uso de estos kits es completamente legal.

El futuro del retro gaming parece prometedor, con una creciente demanda de consolas y juegos antiguos. Las soluciones como el FPGBC Kit permiten a más personas acceder a estas experiencias sin los prohibitivos costes asociados con el hardware original. Además, a medida que la tecnología avanza, es probable que veamos aún más innovaciones en este campo, haciendo que las consolas retro sean aún más accesibles y disfrutables, y de paso, que mejores algunos aspectos que no eran posibles de conseguir en la época.

FunnyPlaying Game boy casera. Foto: Carlos Martínez
FunnyPlaying Game boy casera. Foto: Carlos Martínez (Carlos Martinez)

El resurgimiento del interés en la Game Boy y otras consolas retro, combinado con el espíritu DIY, ha dado lugar a soluciones creativas y accesibles para los entusiastas de los videojuegos. El FPGBC Kit de FunnyPlaying no sólo proporciona una alternativa económica a las costosas consolas de segunda mano, sino que también ofrece mejoras significativas en la experiencia de juego. A través de la personalización y la comunidad, los usuarios pueden crear consolas únicas que rinden homenaje a los clásicos mientras disfrutan de la tecnología moderna. Este fenómeno no solo preserva la historia de los videojuegos, sino que también impulsa la innovación y la creatividad en la industria. ¿A qué esperas para hacerte con una?