Anuncios
U.S. markets closed
  • S&P 500

    5,304.72
    +36.88 (+0.70%)
     
  • Dow Jones

    39,069.59
    +4.29 (+0.01%)
     
  • Nasdaq

    16,920.79
    +184.79 (+1.10%)
     
  • Russell 2000

    2,069.67
    +21.26 (+1.04%)
     
  • Petróleo

    77.85
    +0.13 (+0.17%)
     
  • Oro

    2,336.70
    +2.20 (+0.09%)
     
  • Plata

    30.69
    +0.19 (+0.63%)
     
  • dólar/euro

    1.0851
    +0.0001 (+0.01%)
     
  • Bono a 10 años

    4.4670
    -0.0080 (-0.18%)
     
  • dólar/libra

    1.2737
    -0.0002 (-0.02%)
     
  • yen/dólar

    156.9000
    -0.0430 (-0.03%)
     
  • Bitcoin USD

    68,688.50
    -493.05 (-0.71%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,485.15
    +17.05 (+1.16%)
     
  • FTSE 100

    8,317.59
    -21.64 (-0.26%)
     
  • Nikkei 225

    38,720.18
    +74.07 (+0.19%)
     

Ser dueño de un automóvil es la nueva pesadilla para los estadounidenses

Ser dueño de un automóvil es la nueva pesadilla de 2024 para los estadounidenses. Foto: Getty Images
Ser dueño de un automóvil es la nueva pesadilla de 2024 para los estadounidenses. Foto: Getty Images (Prostock-Studio via Getty Images)

Finalmente, una discreta tendencia a la disminución de precios ha dado un merecido respiro a los estadounidenses que lidiaban con la peor inflación de las últimas cuatro décadas. Pero detrás del volante las cosas son muy diferentes: casi todo lo relacionado con tener un automóvil se ha vuelto más y más caro.

Entre seguros, impuestos, reparaciones, estacionamiento y peajes, el costo real de tener un vehículo en Estados Unidos sobrepasó el mes pasado el índice de precios al consumidor.Esta ha sido la mayor subida en el periodo más corto que hemos visto”, dijo a The Wall Street Journal la analista Jessica Caldwell, del recurso online para el inventario y la información automotriz Edmunds.

Según el Journal, las primas de seguros de automóviles aumentaron un 20.6% en enero con respecto al año anterior. Pero otro informe de Bankrate ubica la subida en un 26%, o sea, un promedio de US$ 2.543 al año, o US$ 212 al mes. Eso es el 3.41% de los ingresos anuales de quienes tienen un salario de US$74.580 (el ingreso medio por familia, según los últimos datos de la Oficina del Censo).

PUBLICIDAD

Los expertos creen que el alza está estrechamente vinculada a los altos precios de los vehículos nuevos, que ahora están equipados con tecnología avanzada. Para los consumidores, optar por automóviles más sofisticados este año también significará que las visitas al mecánico podrían convertirse en un lujo.


Relacionado:

Muchos propietarios de talleres de reparación dicen que no pueden encontrar suficientes empleados a pesar de pagar salarios de seis cifras. Foto: Getty Images
Muchos propietarios de talleres de reparación dicen que no pueden encontrar suficientes empleados a pesar de pagar salarios de seis cifras. Foto: Getty Images (yasindmrblk via Getty Images)

Autos modernos, más complicaciones

Un reportaje reciente de CNBC reveló que existe una crisis preocupante en los talleres de mecánica automotriz, a medida que los técnicos lidian con una dolorosa combinación de desafíos: vehículos más pesados y complejos, materiales y métodos de fabricación nuevos, una creciente escasez de trabajadores capacitados y problemas en la cadena de suministros que persisten aún después de la pandemia.

“Los clientes están luchando para pagar nuestras facturas, he tenido que hacer recortes”, dijo a CNBC David Goldsmith, dueño de un negocio de reparación de vehículos en Brooklyn y mecánico por más de 40 años. “Estoy trabajando más duro que nunca, y todos mis gastos son más altos [...] todos los servicios profesionales que damos ahora cuestan más”.

A eso se suma que los coches de hoy son más pesados y más rápidos, lo que se traduce en peores daños de infraestructura si ocurre un accidente (la causa principal de las visitas al taller) y, por consecuencia, mayores costos de reparación.

Al igual que Goldsmith, muchos propietarios de talleres de reparación dicen que no pueden encontrar suficientes empleados a pesar de pagar salarios de seis cifras. Muchos técnicos abandonaron la industria y, para atraer nuevos talentos, los propietarios de talleres ahora deben pagar más. “Se merecen cada centavo, ojalá pudiera pagarles más. Están altamente capacitados y difíciles de conseguir”, dijo Goldsmith.

Mucha gente no puede cumplir los plazos de pago

El transporte es el segundo mayor gasto de los estadounidenses, después de la vivienda, y para muchas personas es una necesidad absoluta, aunque no puedan mantenerse al día con los pagos. Según datos de la Reserva Federal de Nueva York contados por el Journal, el 7.7% de los préstamos para automóviles sobre una base anual pasaron a estar en mora en el cuarto trimestre del año pasado. Es la tasa más alta en 13 años.

El costo anual total de ser el propietario de un automóvil nuevo, incluidos gastos como gasolina y seguro, aumentó a US$12.182 en 2023, frente a US$ 10.728 en 2022, según las últimas estimaciones de la Asociación Automovilística Estadounidense (AAA). Una gran parte de ese aumento se debe a tasas de interés más altas, lo que eleva el costo de los préstamos para comprar un automóvil.

Los precios de los autos nuevos también aumentaron, con un promedio de transacción actual que pasó de US$ 39.813 en enero de 2021 a US$ 47.358 el mes pasado. Eso sin contar con que los conductores literalmente luchan contra el paso del tiempo y una desventaja que muy pocos consideran: la depreciación.

Con cada kilómetro recorrido, los autos pierden valor. En 2023, la AAA estimó que la depreciación les costaría a los conductores en Estados Unidos cerca de US$ 4.538 si conducían 15.000 millas (24.000 kilómetros), un aumento con respecto al estimado de US$ 3.656 en 2022.

Algunos expertos esperan que la situación con la cadena de suministros se estabilice este año. Foto: Getty Images
Algunos expertos esperan que la situación con la cadena de suministros se estabilice este año. Foto: Getty Images (praetorianphoto via Getty Images)

¿Vale la pena comprar un auto en 2024?

Hay expertos que dicen que sí. Mientras bajen las tasas de interés y se estabilice la cadena de suministro, es muy probable que inventario comience a experimentar un impulso significativo. “2024 será un momento mucho mejor para comprar un auto, en comparación con este año”, dijo a CNBC en diciembre Paul Waatti, analista de la industria en la firma de investigación de mercado AutoPacific.

En 2023, el bajo inventario en un mercado de alta demanda dejó poco espacio para descuentos. Waatti cree que eso cambie, ya que los concesionarios se sentirán motivados a vender más autos en lotes. “A medida que aumenta la oferta, tendemos a ver más incentivos”, dijo.

Los compradores de automóviles también podrían ver más modelos con precios de etiqueta más bajos antes de los descuentos. A medida que las cadenas de suministro sigan normalizándose, “empezaremos a ver que los fabricantes de automóviles construyen más modelos de gama baja, que son más asequibles, y eso debería ayudar a reducir el pago mensual promedio”, sostuvo el analista.

También te puede interesar | EN VIDEO: A Tesla le está costando la competencia con los fabricantes de autos eléctricos chinos