Anuncios
U.S. markets closed
  • S&P 500

    5,069.76
    -8.42 (-0.17%)
     
  • Dow Jones

    38,949.02
    -23.39 (-0.06%)
     
  • Nasdaq

    15,947.74
    -87.56 (-0.55%)
     
  • Russell 2000

    2,040.31
    -15.80 (-0.77%)
     
  • Petróleo

    78.27
    -0.60 (-0.76%)
     
  • Oro

    2,043.40
    -0.70 (-0.03%)
     
  • Plata

    22.67
    -0.09 (-0.40%)
     
  • dólar/euro

    1.0841
    -0.0007 (-0.07%)
     
  • Bono a 10 años

    4.2740
    -0.0410 (-0.95%)
     
  • dólar/libra

    1.2660
    -0.0027 (-0.21%)
     
  • yen/dólar

    150.7040
    +0.2240 (+0.15%)
     
  • Bitcoin USD

    60,445.69
    +3,604.96 (+6.34%)
     
  • CMC Crypto 200

    885.54
    0.00 (0.00%)
     
  • FTSE 100

    7,624.98
    -58.04 (-0.76%)
     
  • Nikkei 225

    39,208.03
    -31.49 (-0.08%)
     

Entre la suba de precios y el temor a una devaluación: crecen las tensiones en la economía real rumbo al balotaje

Hay dos postales que sirven para ilustrar la actual dinámica de la economía. Por un lado, lo que está sucediendo con los precios. Las consultoras que habitualmente miden la inflación destacan un enfriamiento de la tendencia. Pero hacia adelante, no hay nada para festejar: el nuevo dólar exportador deparará en un recalentamiento de los incrementos de los precios.

La otra postal la ofrece el dueño de una de las principales cadenas de electrodomésticos de la Argentina que cuenta, en reserva: "Las dos semanas previas a las elecciones generales fueron las mejores de los últimos años. La gente salió a comprar lo que había. Si era en cuotas, mejor", cuenta el ejecutivo ante una consulta de iProfesional. "Lo único que importaba era salir de los pesos", concluye,

¿Cambió en algo esa dinámica ahora, con el resultado puesto de las elecciones generales y a menos de tres semanas de la segunda vuelta?

Lo más llamativo se observa en el mercado cambiario: después de un par de semanas al rojo vivo, las cotizaciones de los dólares alternativos se estacionaron en torno de los $900. Nadie duda de que se trata de una brecha insalvable, superior al 150%, imposible para el mediano plazo.

Acá la única lectura posible fue que el plan dolarizador de Javier Milei sufrió un golpe durísimo el domingo de las elecciones. Y que el libertario no podrá llevar adelante ese esquema, aun cuando lo siga ratificando durante la campaña.

La posibilidad de un cambio de moneda no podría darse sin dos condiciones básicas: los dólares en el Banco Central; y sin el poder político suficiente para implementarse. El dato más relevante de las últimas horas es que Milei llevó a su equipo algunos economistas del PRO -encabezados por Federico Sturzenegger- que rechazan la dolarización.

El nuevo dólar exportador deparará en un recalentamiento de los incrementos de los precios

El relajamiento del mercado cambiario no da para festejos. Nadie duda, ni dentro ni fuera del Gobierno, que habrá una devaluación después del balotaje. Y que el manejo de ese salto cambiario dependerá del plan económico que el ganador ponga sobre la mesa.

Los bancos, ¿a salvo de la crisis?

Sin dudas, la idea dolarizadora de Milei fue una especie de veneno para el sistema financiero. En pocas semanas, la salida de depósitos totalizó la friolera de $1,5 billones, dinero que rápidamente se convirtió en dólares. No quedaba otra alternativa si el próximo Presidente planea dolarizar. Hacerlo antes seguramente sería mejor.

Otra vez: no es que el candidato libertario no vaya a ganar el balotaje. Tiene 50% de probabilidades de llegar a la Casa Rosada. Acá la cuestión central es que ya no tiene tanto margen para llevar a cabo la dolarización. De eso está convencido el mercado.

Los financistas respiraron con alivio. Sin embargo, eso no significa que los problemas macro no desafíen al próximo jefe de Estado. Por delante hay un escenario caótico, que no puede resolverse desde hace varios años. La última vez, en diciembre de 2017, terminó en una crisis que aun hoy en día mantiene una dinámica nociva.

"Se renuevan y crecen los plazos fijos en pesos; se derrumbó el retiro de dólares billetes en las sucursales; crecen los depósitos en dólares; vuelve el dinero a los fondos comunes de inversión. Todo junto, desde el lunes. O sea: había 'pánico dolarizador' y eso ahora no está. Al menos, repito, ahora", remarcó el director de un banco extranjero a iProfesional dando cuenta del escenario financiero post elecciones.

De frente a las próximas semanas, el escenario no aparece despejado de sinsabores.

El plan de dolarización de Milei sufrió un golpe durísimo el domingo de las elecciones

Para Sergio Massa, la clave de las próximas semanas es que la cotización del dólar pase lo más desapercibida posible. Que, aun con una brecha inviable para el mediano plazo, los valores no vuelvan a escalar por arriba de los $1.000.

Inflación: los precios vuelan

Los últimos relevamientos de las consultoras que semana tras semana monitorean la evolución de los precios apuntan a una desaceleración de los aumentos tras el pico de agosto y septiembre.

De todas formas. el nuevo dólar exportador, que el Gobierno anunció el lunes posterior a las elecciones generales, tendrá un poderoso impacto en los precios internos, según se desprende de las estimaciones que realizan algunas de las principales empresas fabricantes de alimentos.

Ese incremento se dará, en principio, en algunas de las materias primas clave en la elaboración de productos de la canasta básica alimentaria.

De acuerdo a los primeros cálculos que se realizaron en esas compañías, el incremento en los precios de las materias primas arrancaría en el 20% y treparía hasta el 40%.

En los próximos días quedará establecido el impacto de ese incremento en los productos finales, como harina, fideos, aceites, entre otros alimentos de la canasta esencial.

El ajuste de los precios tiene que ver con una cuestión básica: el nuevo dólar exportador resulta alrededor de un 50% más caro que el dólar oficial de $350 ya que se calcula un 70% a este último precio pero el equivalente a un 30% del contado con liqui, que ayer cotizó cerca de los $900.