Anuncios
U.S. markets closed
  • S&P 500

    5,505.00
    -39.59 (-0.71%)
     
  • Dow Jones

    40,287.53
    -377.49 (-0.93%)
     
  • Nasdaq

    17,726.94
    -144.28 (-0.81%)
     
  • Russell 2000

    2,184.35
    -13.94 (-0.63%)
     
  • Petróleo

    80.25
    -2.57 (-3.10%)
     
  • Oro

    2,402.80
    -53.60 (-2.18%)
     
  • Plata

    29.41
    -0.82 (-2.71%)
     
  • dólar/euro

    1.0886
    -0.0014 (-0.13%)
     
  • Bono a 10 años

    4.2390
    +0.0500 (+1.19%)
     
  • dólar/libra

    1.2910
    -0.0037 (-0.29%)
     
  • yen/dólar

    157.4400
    +0.1390 (+0.09%)
     
  • Bitcoin USD

    66,940.98
    +2,966.35 (+4.64%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,383.66
    +52.76 (+3.96%)
     
  • FTSE 100

    8,155.72
    -49.17 (-0.60%)
     
  • Nikkei 225

    40,063.79
    -62.56 (-0.16%)
     

La coalición de izquierdas en Francia propone gravar las grandes fortunas y los superbeneficios

Los parlamentarios de la coalición izquierdista Nuevo Frente Popular (de izq a dcha) Ian Brossat, Alexandre Ouizille, Eric Coquerel y Eva Sas, durante una rueda de prensa el 21 de junio de 2024 en París (Emmanuel Dunand)
Los parlamentarios de la coalición izquierdista Nuevo Frente Popular (de izq a dcha) Ian Brossat, Alexandre Ouizille, Eric Coquerel y Eva Sas, durante una rueda de prensa el 21 de junio de 2024 en París (Emmanuel Dunand)

La coalición de izquierdas en Francia presentó este viernes su visión económica de su programa electoral basada en una "redistribución de la riqueza", que incluye mayores impuestos a las grandes fortunas y a los superbeneficios de las empresas.

"Vamos a reintroducir inmediatamente un impuesto de solidaridad a la fortuna (ISF) con un componente climático de 15.000 millones de euros (16.000 millones de dólares)", declaró el senador socialista Alexandre Ouizille, en la rueda de prensa del Nuevo Frente Popular (NFP).

A este impuesto, que el presidente Emmanuel Macron suprimió cuando llegó al poder en 2017 para atraer inversiones a Francia, se le sumará también un gravamen a los superbeneficios de las empresas, con el que se recaudarían otros 15.000 millones de euros.

PUBLICIDAD

Estos 30.000 millones de euros (32.000 millones de dólares) servirían para financiar la derogación de la impopular reforma de las pensiones de Macron, el aumento de las ayudas sociales en viviendas y un alza salarial para los funcionarios, entre otras medidas.

Ante las críticas de sus rivales electorales, el NFP presentó un programa en el que el gasto público adicional de unos 150.000 millones de euros (160.000 millones de dólares) hasta 2027 se compensaría por ingresos equivalentes, gracias al alza de la fiscalidad.

"La economía francesa no resistirá semejante choque fiscal y presupuestario", reaccionó la alianza centrista Juntos por la República del presidente francés, que llegó al poder con un programa reformista y liberal, con el objetivo declarado de controlar las finanzas públicas.

Pero en plena campaña de las elecciones legislativas, que Macron adelantó tres años por la victoria de la extrema derecha en los comicios europeos del 9 de junio en Francia, esta imagen sufrió un varapalo el miércoles.

La Comisión Europea abrió un procedimiento disciplinario a la segunda economía de la UE, cuyo déficit público supera el 3% del Producto Interno Bruto (PIB) previsto por las normas europeas --5,5% en 2023-- y cuya deuda supera también el umbral del 60% --110% en 2023--.

"Hay que restablecer las cuentas públicas", urgió este viernes el ministro de Economía, Bruno Le Maire, que atribuyó estos desvíos a las medidas adoptadas contra el coronavirus y el impacto de la guerra de Ucrania en la inflación.

Las elecciones legislativas están previstas el 30 de junio y el 7 de julio. La extrema derecha lidera los sondeos, seguida del NFP y de la alianza de Macron.

tjc/pc