Anuncios
U.S. markets closed
  • S&P 500

    5,123.41
    -75.65 (-1.46%)
     
  • Dow Jones

    37,983.24
    -475.84 (-1.24%)
     
  • Nasdaq

    16,175.09
    -267.10 (-1.62%)
     
  • Russell 2000

    2,001.24
    -41.36 (-2.03%)
     
  • Petróleo

    85.58
    +0.56 (+0.66%)
     
  • Oro

    2,360.30
    -12.40 (-0.52%)
     
  • Plata

    28.12
    -0.12 (-0.44%)
     
  • dólar/euro

    1.0645
    -0.0086 (-0.80%)
     
  • Bono a 10 años

    4.4990
    -0.0770 (-1.68%)
     
  • dólar/libra

    1.2450
    -0.0105 (-0.84%)
     
  • yen/dólar

    153.2610
    +0.0580 (+0.04%)
     
  • Bitcoin USD

    67,128.38
    -3,302.50 (-4.69%)
     
  • CMC Crypto 200

    885.54
    0.00 (0.00%)
     
  • FTSE 100

    7,995.58
    +71.78 (+0.91%)
     
  • Nikkei 225

    39,523.55
    +80.92 (+0.21%)
     

Cosas que no puedes permitirte si tienes un salario promedio

El salario anual promedio en los EE. UU. es de US$ 59.428 o US$ 28.34 por hora

El auto de tus sueños, una casa con jardín y quizás un negocio propio; todos los componentes del sueño americano se alejan cada vez más de la familia trabajadora promedio, que ahora ha reducido sus aspiraciones a sencillamente tener un techo y comida sobre la mesa.

Estas familias lidian con un costo de vida que ha alcanzado niveles exorbitantes y se aferran a las tarjetas de crédito para llegar a fin de mes. En el segundo trimestre de 2023, la deuda del hogar promedio en Estados Unidos fue de US$ 103.358, según datos publicados la semana pasad por The Motley Fool. En total, los hogares estadounidenses acumulan US$ 17,29 billones en deudas de tarjetas de crédito.

¿Cuál es el salario promedio en EE. UU.?

La sensación de crisis se extiende a todo tipo de clases sociales (incluso los millonarios se sienten pobres y algunos expertos hablan de “dismorfia financiera”) y, por supuesto, impacta con mayor fuerza a las familias de bajos ingresos. Pero quizás sean las personas que ganan un salario promedio quienes se sientan más desilusionadas.

PUBLICIDAD

Según un reporte basado en datos de la Oficina de Estadísticas Laborales y publicado en agosto por Forbes Advisor, el salario anual promedio en los EE. UU. es de US$ 59.428 (o US$ 28.34 por hora). El número real varía enormemente en dependencia del estado o la ciudad, y difiere discretamente de lo que la Oficina del Censo registró el año pasado en ingresos familiares, US$ 74.580.

También te puede interesar:

Cosas que no puedes permitirte si tienes un salario promedio. Foto: Getty Images
Cosas que no puedes permitirte si tienes un salario promedio. Foto: Getty Images (igor_kell via Getty Images)

Ser propietario de una casa

Ingresos familiares de casi US$ 75.000 pueden ser suficientes para pagar las cuentas y tal vez algunos caprichos, pero, ¿lo son para una casa decente? Algunos asesores financieros creen que las probabilidades son apretadas. “El elemento más importante que puede no ser realista con un ingreso promedio en estos días es una casa”, dijo a GoBankingRates Chris Diodato, fundador de WELLth Financial Planning, con sede en Palm Beach Gardens, Florida.

“Ya sea la primera residencia o una ampliación de su residencia actual”, agregó Diodato y citó un informe de Redfin de octubre de 2023 que apunta a que se necesitan unos ingresos de US$ 114.627 dólares para comprar y calificar para una hipoteca sobre una casa de precio medio en EE. UU.

En concreto, la casa promedio en EE. UU. se vendía por alrededor de US$ 420.000 en agosto de 2023. Los datos del censo sugieren que el ingreso necesario para comprar una casa de precio medio requiere US$40.000 por encima del ingreso familiar promedio.

Grandes remodelaciones

Si ganas un salario promedio, pero afortunadamente ya eres propietario de una casa, otra odisea difícil de costear son las remodelaciones. El costo promedio de remodelar una casa oscila entre US$ 20.000 y US$ 100.000, según la plataforma de servicios de domicilio HomeGuide (entre US$ 15 y US$ 60 por pie cuadrado).

“Las grandes remodelaciones de viviendas pueden parecer una inversión que vale la pena, pero a menudo exceden los presupuestos iniciales y pueden generar una deuda significativa si no se gestionan con cuidado”, dijo a GoBankingRates Reagan Bonlie, CEO de la asesora financiera virtual NUDGE.

En su lugar, los expertos recomiendan considerar buscar formas más asequibles de actualizar el hogar y hacer cambios discretos cosméticos como pintar, volver a tapizar algunos muebles o colocar alfombras nuevas en algunas habitaciones.

Rear view of loving couple standing embraced in their apartment that is renovating.
Si ganas un salario promedio, pero afortunadamente ya eres propietario de una casa, otra odisea difícil de costear son las remodelaciones. Foto: Getty Images (skynesher via Getty Images)

Un apartamento céntrico y sofisticado

Por lo general, sobre todo entre las personas jóvenes, la otra opción a comprar una casa es alquilar un apartamento céntrico con todas las comodidades. “Quieren vivir cerca de un área metropolitana y gastan demasiado en su alquiler mensual”, dijo Brian Dudley, vicepresidente senior y asesor financiero de Wealth Enhancement Group.

El consejo más importante de Dudley a estos inquilinos de salario promedio es “recordar que es solo un alquiler y que también tendrás que amueblarlo”. “Si te excedes, es posible que estés comprando muebles que se adapten a un espacio en el que quizás no vivas el año siguiente”, precisó.

También recomienda no firmar el contrato de alquiler inmediatamente después de la primera visita al apartamento. “Investiga si hay opciones similares dentro de un radio de una milla determinada o tal vez con menos comodidades para ayudar a compensar el gasto mensual”.

La regla general es que no se debe gastar más del 30% del ingreso bruto (es decir, antes de impuestos) en vivienda por año. Por tanto, no se aconseja desembolsar mucho más de US$ 2.000 en renta si vives con un salario promedio.

Educación privada y vacaciones de lujo

En una línea un poco más evidente, las personas que ganan un salario promedio tendrán menos posibilidades de acceder a una educación privada de mayor calidad, así como experiencias de ocio lujosas (vacaciones en Europa o los Emiratos, yates, manejar un Lamborghini, ir a conciertos, etc.).

Sobre el primer punto, algunos asesores financieros no ven como una opción realista y práctica la inscripción en escuelas privadas. “Las tasas de matrícula pueden ser comparables a los gastos universitarios y pueden no ser sostenibles con un salario promedio sin becas o ayuda financiera”, señaló Bonlie.

“Si es un destino de lujo que te satisfará, está bien, pero ahorra con mucha antelación”. Foto: Getty Images
“Si es un destino de lujo que te satisfará, está bien, pero ahorra con mucha antelación”. Foto: Getty Images (Kathrin Ziegler via Getty Images)

Las vacaciones de lujo, por su parte, pueden ser una vía rápida al endeudamiento. “Puedes quedar atrapado en tratar de quedarte en un hotel de cinco estrellas o en un resort caro porque quieres vivir la vida que ves a otros vivir en Internet”, dijo Dudley. “No hagas eso si no tienes el dinero”.

Dudley recomienda buscar formas más económicas de viajar y crear recuerdos para toda la vida, siempre planificando con mucha anticipación e intentando ahorrar la cantidad adecuada para realizar viajes significativos. “Si es un destino de lujo que te satisfará, está bien, pero ahorra con mucha antelación”.

Un auto nuevo y de lujo

Conducir un auto nuevo y lujoso puede ser divertido, pero no necesariamente un buen movimiento financiero con un salario promedio. “Si solo puedes permitirte el modelo de gama más baja de esa conocida marca de lujo (elige cualquiera: BMW, Mercedes, Audi, etc.), entonces es hora de reevaluar la compra”, dijo Dudley.

“En la mayoría de los casos, estás comprando el nombre y pagas de más por el valor recibido de ese auto”, agregó.

Según la web BankRate, no existe un precio mínimo establecido que determine lo que se considera un automóvil de lujo, pero los que entran en esta última categoría son más costosos de mantener y son activos que se deprecian a una mayor velocidad.

Fabricantes como Lexus, BMW, Mercedes o Jaguar son considerados “de lujo” en la mente de muchas personas. Y si bien es cierto que vienen con características de alta gama, también estás pagando solo por el prestigio de la marca.

“En lugar de una marca de lujo, considera comprar un automóvil estándar completamente equipado. Incluso un automóvil tan básico como un Honda Civic tiene muchas opciones de acabado diferentes”, dice la plataforma de finanzas.

Tener experiencias de alta gastronomía, como ir a cenar comida gourmet u ordenar vinos de primera calidad es más complicado con un salario promedio. Foto: Getty Images
Tener experiencias de alta gastronomía, como ir a cenar comida gourmet u ordenar vinos de primera calidad es más complicado con un salario promedio. Foto: Getty Images (Monty Rakusen via Getty Images)

Arte original y comida gourmet

“Adquirir arte valioso, objetos coleccionables raros o antigüedades puede ser una aspiración para muchos”, dijo a GoBankingRates Skyler Fernandes, fundadora de Finalmente Fund Admin. “Sin embargo, requieren una inversión significativa que puede estar fuera del alcance de quienes tienen ingresos promedio”.

Si eres un entusiasta del arte y los coleccionables, Fernandes aconseja comenzar con piezas más asequibles y ampliar gradualmente tu colección con el tiempo.

Al igual que el acceso a piezas de arte originales, tener experiencias de alta gastronomía, como ir a cenar comida gourmet u ordenar vinos de primera calidad es más complicado con un salario promedio. “No son gastos sostenibles para alguien con un ingreso promedio y, a menudo, es más sensato presupuestar ocasiones especiales ocasionales”, dijo Noah Schwab, CFP, asesor financiero de Stewardship Concepts Financial Services, LLC en Spokane, Washington.

Membresías y clubes de élite

Las membresías andan por los cielos últimamente, con clubes nocturnos que piden hasta US$ 50.000 de entrada solo por el primer año.

“Las membresías en clubes exclusivos, campos de golf o clubes de campo a menudo conllevan tarifas anuales sustanciales y gastos adicionales”, dijo Schwab. Aunque muchos piden unos cuantos miles de entrada, termina siendo un costo “demasiado difícil de mantener para las personas con un salario promedio”.

También te puede interesar | EN VIDEO: Productos por los que no vale la pena pagar