Anuncios
U.S. markets closed
  • S&P 500

    5,473.23
    +41.63 (+0.77%)
     
  • Dow Jones

    38,778.10
    +188.94 (+0.49%)
     
  • Nasdaq

    17,857.02
    +168.14 (+0.95%)
     
  • Russell 2000

    2,021.84
    +15.68 (+0.78%)
     
  • Petróleo

    80.46
    +2.01 (+2.56%)
     
  • Oro

    2,334.80
    -14.30 (-0.61%)
     
  • Plata

    29.53
    +0.06 (+0.20%)
     
  • dólar/euro

    1.0737
    +0.0028 (+0.26%)
     
  • Bono a 10 años

    4.2790
    +0.0660 (+1.57%)
     
  • dólar/libra

    1.2704
    +0.0018 (+0.14%)
     
  • yen/dólar

    157.7100
    +0.3870 (+0.25%)
     
  • Bitcoin USD

    66,202.78
    -242.93 (-0.37%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,391.63
    +3.47 (+0.25%)
     
  • FTSE 100

    8,142.15
    -4.71 (-0.06%)
     
  • Nikkei 225

    38,102.44
    -712.12 (-1.83%)
     

La "moneda digital argentina", nueva promesa de Massa: ¿sirve para frenar la inflación o es otro pedido del FMI?

El ministro de Economía y candidato a presidente, Sergio Massa, prometió en el debate del domingo lanzar una versión digital del peso si es elegido para ocupar el sillón de Rivadavia.

"Vamos a poner en marcha la moneda digital argentina. Así como tus hijos plantean en su economía de plataformas la posibilidad de comerciar con el celular o la tarjeta, lo vamos a hacer de manera global para toda la Argentina", aseguró.

Las monedas digitales de banco central (CBDC) son impulsadas por el Fondo Monetario, entidad que asegura que, "si están bien diseñadas, pueden fortalecer la usabilidad, la resiliencia y eficiencia de los sistemas de pago y aumentar la inclusión financiera en América Latina y el Caribe".

Moneda digital argentina: ¿se puede pensar en un e-peso?

En contexto en el que el poder adquisitivo de los argentinos se erosiona producto de la inflación y el debate se centra en emisión de billetes de mayor denominación, la posibilidad de poner en funcionamiento un "peso digital" puede ser considerada.

PUBLICIDAD

"En Argentina podría existir esa posibilidad, pensándolo desde el aspecto de circulación del dinero y el volumen de billetes que se manejan. También, en referencia a los billetes de mayor denominación, esto podría ayudar a una escalabilidad más coordinada y estable. Pero todavía falta mucho en lo que refiere a regulación e implementación de las tecnologías necesarias", señala a iProUP Matías Bari, CEO y cofundador de SatoshiTango.

Guillermo Escudero, Chief Revenue Officer de CryptoMarket, asegura a iProUP que que una CBDC por sí sola "no genera una solución a la inflación o el tipo de cambio. Podemos tener una moneda digital atada al peso, incluso ya existen proyectos, pero lo que se logra acá en dinamizar los procesos, ser más escalable en operaciones, tener menores costos de transacciones y mejores tiempos".

Además, remarca que "no se solucionan los temas estructurales que dicha moneda fiat tiene por cuestiones propias de los gobiernos, traídos a raíz de una emisión monetaria que generó inflación y que tiene una alta relación con el tipo de cambio, el cual también afecta a la moneda local".

Según el experto, "entre la inflación y el tipo de cambio existe una correspondencia inversa: un aumento de los precios terminaría devaluando la moneda, pues lleva un aumento en el tipo de cambio para mantener los precios reales y alineados con los globales".

"En el caso de que la moneda local pierda valor frente a otras, el precio de los productos o bienes del exterior aumenta e impacta en el costo de producción de una empresa y la inflación. Ninguno de estos factores se resuelve con la creación de monedas digitales de los bancos centrales", completa.

Moneda digital argentina: los avances

Nicolás Verderosa, abogado y emprendedor cripto, menciona que el presidente Alberto Fernández firmó el decreto 207/22 que modificó el estatuto de Casa de la Moneda y abrió la puerta para emisión de una CBDC al brindarle las siguientes facultades:

  • Realizar actividades relacionadas directa o indirectamente con la evolución de las respectivas tecnologías

  • Desarrollar, gestionar y operar software para emitir, renovar, revocar y administrar validaciones y certificaciones digitales

  • Efectuar la administración de servicios transaccionales como ejecución de pagos o cobranzas por cuenta y orden de terceros vía dispositivos electrónicos

"La emisión de una CBDC implicaría que el BCRA tenga la facultad de emitir una forma digital del peso que sería como dinero de curso legal", enfatiza Verderosa. 

Según el experto, esa divisa virtual "se expandiría a través de canales designados por el BCRA, como bancos comerciales o billeteras digitales. También podría incluir transferencias electrónicas o aplicaciones móviles respaldadas por el Banco Central".

bv
bv

La Casa de la Moneda fue instruida para evaluar la posibilidad de una CBDC

Ismael Puccinelli, abogado y analista cripto, advierte a iProUP que el principal escollo del peso digital es el tamaño de la economía informal, ya que "implicaría una herramienta de obstaculización del anonimato que representa el uso de efectivo".

Así, el FMI promueve la generación de una CBDC, pero al mismo tiempo presionó al Gobierno para que desactivara la promoción de criptomonedas como Bitcoin en entidades financieras, que terminó con la marcha atrás de Galicia y Brubank. El organismo busca que los bancos centrales no pierdan soberanía sobre los flujos de dinero.

Moneda digital Argentina: cómo debería ser

Camilo Jorajuría De León, vicepresidente de ONG Bitcoin Argentina, advierte a iProUP que un peso digital implicaría "centralizar" todo el control que actualmente poseen el BCRA, la Unidad de Información Financiera (UIF) y la Comisión Nacional de Valores (CNV). En tanto, para Verderosa, hay dos aspectos a evaluar:

  • "Puede mejorar la eficiencia de los pagos, reducir los costos de transacción y aumentar la inclusión financiera al proporcionar un acceso más amplio"

  • "Requeriría trabajar en una infraestructura tecnológica robusta y segura para garantizar la protección de los datos y la ciberseguridad a nivel nacional"

En base a esto último, plantea que esto despierta preocupaciones en cuanto a la privacidad y el monitoreo de las transacciones por parte del Gobierno. En tanto, Puccinelli avisa que su implementación y puesta a punto dependerá enormemente de sus características, por ejemplo detalles sobre su desarrollo y potenciales cadenas de bloques de emisión.

"Las monedas digitales potenciarán al mercado criptográfico entero, ya que los ciudadanos tendrán dos opciones: apostar por las CBDC o por divisas descentralizadas. Si reduce el uso del efectivo, el ecosistema cripto se vería fuertemente beneficiado", resume el experto.

En 2017, Argentina pudo tener su divisa virtual: la Fundación Inclusión Productiva presentó al ex vicepresidente del BCRA, Lucas Llach, un proyecto para la creación del 'Peso Argentino Digital (PAD)', consistente en digitalizar el 100% del activo monetario circulante.

La
La

Un peso digital significaría una infraestructura tecnológica que garantice la protección de los datos

"El PAD aportará una mayor recaudación de impuestos por la evasión actual, estimada en un 30% del PBI, que podrá utilizarse para reparar desigualdades sociales que deja el sistema actual", aseguraba el proyecto.

Moneda digital de países: por qué las apoya el FMI

 Kristalina Georgieva, directora del FMI, afirma que al menos 130 bancos centrales del mundo están en "fase de experimentación", mientras que diez países, entre ellos China, están en "etapa final".  Según Georgieva, se trata de una propuesta global para mejorar la transparencia de las transacciones de activos digitales al registrarse en las estadísticas nacionales.

"La introducción de una CBDC puede mejorar la eficiencia y transparencia en los sistemas financieros, y reduce los costos asociados con la emisión y gestión del efectivo", afirma Verderosa.

"El FMI detectó una oportunidad en las CBDC para promover la inclusión y combatir el lavado de dinero, al proporcionar mayor seguimiento digital de las transacciones", añade. En tanto, Pucinelli es crítico con la postura del organismo, ya que cree que estos activos son "una herramienta estatal de control sobre los ciudadanos".

Once países, entre ellos Canadá, Nigeria, Jamaica y Japón ya lanzaron monedas digitales de bancos centrales, mientras que las pruebas piloto del yuan digital en China ya llegaron a 260 millones de personas en 26 provincias.

Además del gigante asiático, otros países del BRICS, como India y Brasil, planean lanzar sus criptoactivos. En el caso del gigante latinoaméricano, el real digital ya se encuentra en fase de prueba y su banco central espera formalizarlo a mediados de 2024.