U.S. markets closed
  • F S&P 500

    4,037.25
    +4.75 (+0.12%)
     
  • F Dow Jones

    33,800.00
    +15.00 (+0.04%)
     
  • F Nasdaq

    11,981.75
    +13.75 (+0.11%)
     
  • RTY=F

    1,897.70
    +4.20 (+0.22%)
     
  • Petróleo

    77.83
    -0.07 (-0.09%)
     
  • Oro

    1,941.10
    +1.90 (+0.10%)
     
  • Plata

    23.77
    +0.04 (+0.16%)
     
  • dólar/euro

    1.0854
    -0.0002 (-0.02%)
     
  • Bono a 10 años

    3.5510
    +0.0330 (+0.94%)
     
  • Volatilidad

    19.94
    +1.43 (+7.73%)
     
  • dólar/libra

    1.2360
    +0.0006 (+0.05%)
     
  • yen/dólar

    130.1890
    -0.1690 (-0.13%)
     
  • BTC-USD

    22,879.42
    -761.43 (-3.22%)
     
  • CMC Crypto 200

    519.04
    -18.83 (-3.50%)
     
  • FTSE 100

    7,784.87
    +19.72 (+0.25%)
     
  • Nikkei 225

    27,429.59
    -3.81 (-0.01%)
     

Repuntaría emisión de deuda chatarra en 2023, pero seguiría baja

(Bloomberg) -- Los prestatarios de deuda de alto rendimiento que esperaron a que pasara la caída de las tasas de este año probablemente tendrán que volver a los mercados de deuda en 2023, pero aún se espera que la emisión sea baja.

La emisión de deuda de grado especulativo en Estados Unidos ha disminuido casi un 80% este año a unos US$110.000 millones, según la tabla de datos de Bloomberg, rumbo a su nivel más bajo desde 2008. Una casi duplicación a US$210.000 millones podría estar en juego para 2023, según estrategas de Barclays Plc, cuyo nivel inferior de su pronóstico se sitúa en US$170.000 millones.

“En 2022, la respuesta clara ha sido esperar, pero eventualmente los directores financieros se pondrán nerviosos y saldarán las deudas para dormir tranquilos”, dijo Christian Hoffman, gestor de cartera de Thornburg Investment Management.

La mayoría de las empresas estadounidenses con calificación de grado especulativo se mantuvo alejada de los mercados de bonos este año, ya que Reserva Federal elevó las tasas de interés desde casi cero para combatir la creciente inflación. Las oportunidades de refinanciamiento, que inflaron los volúmenes en años anteriores y también redujeron la urgencia de vender nuevos bonos en 2022, se evaporaron cuando los rendimientos superaron con creces los cupones promedio, lo que limitó la emisión a compras apalancadas o emisores repetidos con calificaciones más altas como, Ford Motor Co.

JPMorgan Chase & Co. anticipa ventas brutas de deuda de alto rendimiento de US$200.000 millones, incluidos alrededor de US$80.000 millones en emisiones no relacionadas con el refinanciamiento, según un informe del 22 de noviembre. CreditSights Inc. solo espera emisiones por US$175.000 millones, según Winnie Cisar, directora global de estrategia crediticia.

“Nuestra expectativa para el próximo año es ver un poco más de estabilidad en el mercado secundario”, dijo.

Incluso si la deuda chatarra alcanza los pronósticos más optimistas, el volumen seguirá siendo ligero en comparación con el promedio de 10 años de alrededor de US$340.000 millones. Es probable que el entorno crediticio siga siendo hostil para los emisores con calificaciones más bajas, sostuvo Hoffmann.

Un lado positivo de la deuda de grado especulativo ha sido que el menor volumen ayudó a apuntalar los precios a medida que las alzas de tasas y las preocupaciones por la recesión golpeaban los mercados crediticios, lo que condujo a un mejor rendimiento en comparación con la deuda de alto grado. Un repunte en las ventas el próximo año podría ser una amenaza.

Nota Original:Junk Issuance Seen Rebounding as Issuers Are Forced to Pay Up

--Con la colaboración de Gowri Gurumurthy, Michael Gambale y Caleb Mutua.

More stories like this are available on bloomberg.com

©2022 Bloomberg L.P.