U.S. markets open in 6 hours 45 minutes
  • F S&P 500

    4,172.00
    -3.75 (-0.09%)
     
  • F Dow Jones

    34,161.00
    -45.00 (-0.13%)
     
  • F Nasdaq

    12,782.50
    +5.75 (+0.05%)
     
  • RTY=F

    1,975.30
    -4.00 (-0.20%)
     
  • Petróleo

    77.44
    +0.30 (+0.39%)
     
  • Oro

    1,892.00
    +7.20 (+0.38%)
     
  • Plata

    22.43
    +0.25 (+1.14%)
     
  • dólar/euro

    1.0746
    +0.0015 (+0.14%)
     
  • Bono a 10 años

    3.6740
    0.0000 (0.00%)
     
  • Volatilidad

    18.66
    -0.77 (-3.96%)
     
  • dólar/libra

    1.2069
    +0.0017 (+0.14%)
     
  • yen/dólar

    131.0350
    -0.0370 (-0.03%)
     
  • BTC-USD

    23,212.12
    +296.60 (+1.29%)
     
  • CMC Crypto 200

    535.96
    +10.01 (+1.90%)
     
  • FTSE 100

    7,864.71
    +28.00 (+0.36%)
     
  • Nikkei 225

    27,606.46
    -79.01 (-0.29%)
     

Un profesor español logra millones de alumnos con una app

Kahoot es una plataforma online que simplifica el proceso de la enseñanza reduciéndolo a un concurso al que se participa desde el móvil. (Foto: Nikolas Kokovlis/NurPhoto via Getty Images)
Kahoot es una plataforma online que simplifica el proceso de la enseñanza reduciéndolo a un concurso al que se participa desde el móvil. (Foto: Nikolas Kokovlis/NurPhoto via Getty Images)

Un profesor ya con 60 años ya puede acariciar la jubilación con la punta de los dedos, pero no es este el caso que te vamos a contar aquí hoy. Nos referimos a Pedro Civera, un casi jubilado que ha batido todos los récords de alumnado en su retirada, y lo ha hecho gamificando sus clases.

Este profesor de inglés en un instituto de Alicante, España, decidió dar un giro copernicano a su metodología didáctica, aprovechando el elemento del juego que ofrece la plataforma Kahoot.

Creen que juegan… pero están estudiando

¿Qué es Kahoot exactamente? Se trata de una plataforma online que simplifica el proceso de la enseñanza reduciéndolo a un concurso al que se participa desde el móvil. Pongamos por caso que dos clases, una con Kahoot y otra empleando la metodología tradicional, se enfrentan a un examen de historia por separado.

Los que lo hagan como se ha hecho toda la vida, deberán estudiarse bien todos los apuntes, ir frescos al examen y rezar con que no se les olvide ni un nombre ni una fecha. O que sucumban ante el temido ‘quedarse en blanco’. En este grupo, encontraremos cabezas agachadas sobre el papel o mordiendo bolígrafos nerviosos.

Nos vamos al grupo de Kahoot; mismo examen pero distinta metodología. En este segundo grupo, los folios dan paso a una aplicación en el móvil (cada uno con el suyo). Esta aplicación da paso a las respuestas múltiples que puedes encontrar en cualquier programa de televisión, solo que aquí vas a acumulando puntos a medida que aciertas y el ranking es visible, en tiempo real, para toda la clase.

Empiezas a ver la gracia del asunto, ¿verdad? “Creen que están jugando, pero en realidad están estudiando”, afirma satisfecho Civera en una reciente entrevista. Y también hay una clasificación para los profesores, que acumulan seguidores por todo el mundo emulando a los youtubers.

Una familia toma parte desde casa en una clase con Zoom y Kahoot. Foto: REUTERS/Phil Noble
Una familia toma parte desde casa en una clase con Zoom y Kahoot. Foto: REUTERS/Phil Noble

Ocho millones de seguidores y le llegan cuando se jubila

En el caso de Civera, son casi ocho los millones de alumnos suscritos a sus pruebas en la plataforma; ha llevado a cabo más de 1.400 ‘kahoots’ (exámenes) e imparte veinte cursos diferentes. Y es que cómo no se va a querer a un profesor que anima a sus alumnos a dejar los libros en casa y traerse el móvil con la batería a tope.

Las clases de los viernes de Civera eran ya un aliciente para todos los perfiles de alumnos que, sin darse cuenta, estaban añadiendo información a sus cerebros y de una forma estimulante. Vamos, que estaban estudiando y no lo sabían.

Con estos mimbres, no es de extrañar que este profesor alicantino fuera ampliando su base de alumnos, haciéndolo, además, por todo el mundo. Civera, por otro lado, aprovechaba todo el potencial de Kahoot para recibir las observaciones de los alumnos: qué gustaba, qué no, qué era aburrido…

Con este feedback, el profesor iba mejorando sus ‘kahoots’ y con ellos el rendimiento de sus alumnos. “Lo que más me llena es ver la cara de diversión de mis alumnos”, confesaría en una entrevista a Valle de Elda.

Y gran parte de esta diversión viene también de la creatividad de Civera, que sigue buscando temas nuevos que someter a un ‘Kahoot’. ¿Lo siguiente? Posiblemente, consolidar y extender esta plataforma entre el resto de colegios y alumnos del país e ir desterrando, en la medida de lo posible, aquellas facetas de la enseñanza tradicional que han quedado obsoletas.

También te puede interesar:

VIDEO | La impresionante revolución de los zapatos de fútbol: de clavos a chips de alta tecnología